Dos motivos para migrar tu software al modelo de suscripción


olegdudko/123rf.com

Es definitivo, el modelo de suscripción llegó para quedarse en el departamento de IT. Llevamos varios años con esta forma de adquirir soluciones y pocas son las que no nos convencen de inmediato para cambiarnos, te estoy viendo a ti Office Home and Business. Claro que la solución de Microsoft 365 tiene muchas ventajas y es la que utilizamos en la empresa, pero no nos desviemos del tema.


La llegada de conexiones cada vez más rápidas y madurez de las nubes, han permitido que los modelos de suscripción mejoren (es de admirar lo que hace Netflix al enviar dvd’s por correo).


En este artículo buscaré explicar porque el modelo de suscripción puede ser la mejor opción para el departamento de IT. Claro que siempre debemos tener en cuenta la famosa palabra… “depende”, ya que el tipo de solución, el estado actual de la empresa, la madurez del departamento de sistemas, entre otras variables pueden influir en la mejor opción.


¿Por qué el modelo de suscripción?


Uno de los principales motivos de las empresas para moverse al modelo de suscripción ha sido el bajo costo total de adquisición. El hecho de pagar por una suscripción reduce drásticamente el costo inicial, lo que permite probar hasta por un año una solución sin un compromiso a largo plazo.


Además, si combinamos el servicio de suscripción con el servicio administrado, el tiempo de implementación es reducido. A continuación, dos ejemplos:


Ejemplo 1: La suscripción de respaldos a la nube.


En estos tiempos donde el homeoffice se ha disparado, se puede registrar rápidamente en una plataforma de respaldos en la nube y comenzar a instalar agentes en las computadoras de los usuarios. Sin preocuparte por la VPN, la adquisición de almacenamiento y licencias separadas para la solución de respaldo. Prácticamente en menos de una hora tienes tu ambiente listo para respaldar y el cuello de botella es el tiempo de instalación de los agentes con tus usuarios.


Lo mejor de todo es que tiene un costo muy bajo, relativo a la adquisición de toda la solución con licencias perpetuas y si la pandemia termina el día de mañana, puedes volver a tu empresa y dejar de pagar la suscripción de respaldo para utilizar los medios anteriores.


Ejemplo 2: Sharepoint en la nube


A estas alturas nos parece muy sencillo subir los archivos a OneDrive o entrar a nuestra “intranet”/Sharepoint en la nube. Pero antes, para instalar esta solución, se debían adquirir los servidores, las licencias, el servicio de implementación, hacer una planeación de crecimiento a 3-5 años, entre otros costos. Cuando ahora, solo es necesario adquirir las licencias correspondientes de Microsoft 365.


Otro motivo para elegir el modelo de suscripción es la flexibilidad. Volvemos al viejo comentario, que el activo por sí solo no genera valor, sino el uso de este. Y en este caso, tenemos la ventaja de que los costos del activo son proporcionales a su uso. Por ejemplo, si lo vemos con un CRM:


- Contratas un vendedor, agregas una licencia.

- Se va el vendedor, reduces una licencia.


Así de fácil puedes modificar el costo de licencias mes con mes o año con año dependiendo del contrato.


Pues aquí están dos motivos para comenzar a utilizar servicios por suscripción. Claro que hay muchos más como la eliminación de administrar contratos de mantenimiento, deducibilidad de impuestos, crecimiento del licenciamiento casi instantáneo, entre otros.


¡Si quieres platicar de esto u otros temas, me puedes contactar por linkedin!