La regla 3-2-1 para un respaldo adecuado de información

La noticia del año pasado, de que Google Photos dejaría de ser gratuita de manera ilimitada, me hizo reflexionar que muchos servicios en la nube no tienen 100% segura nuestra información y en caso de haber un problema, no tenemos forma de recuperarla.


En lo personal, tengo las fotos con mi familia y amigos en Google photos, mientras que en azure y Microsoft 365, tengo información de la empresa, máquinas virtuales y servicios.


Lo que me da tranquilidad de tener seguros estos datos, ha sido la famosa regla 3-2-1 para respaldos, creada por Peter Krogh quien es un fotógrafo muy respetado de Estados Unidos e indica que, para proteger la información, se deben tener 3 copias de los archivos, en dos medios diferentes y una copia fuera de la ubicación donde se encuentran los originales.


Aunque es una regla muy conocida y hay múltiples artículos sobre ella, busco retomarla porque en ocasiones algunos no la consideran para servicios como Google Photos, Dropbox, Azure, entre otros, pensando que los datos estarán seguros ahí y para siempre.


Explicaré un poco sobre la regla básica 3-2-1, pero ten en cuenta que pueden existir variaciones de acuerdo con el tipo de información, importancia de esta, tiempo y presupuesto con el que contamos.


3 Copias (La original y 2 extras)


Al mencionar tres copias, nos referimos al archivo original o productivo, por ejemplo, la foto que se guarda en nuestro celular y dos copias extras, como una en nuestra computadora y otra en un disco duro externo.


No he mencionado apropósito algún servicio en la nube basado en sincronización, ya que esta a debatirse que los servicios como Dropbox sean un respaldo adecuado ¿Qué sucedería si una foto que tengo en mi celular llega a dañarse y ese archivo se sincroniza de inmediato a la nube? Si cuentas con un plan avanzado en alguno de estos servicios, posiblemente puedas recuperar la versión anterior, pero si pasaron más de 30 o 180 días esa versión es eliminada. Probablemente no te des cuenta del daño hasta mucho tiempo después, ya que algunas fotos o documentos duran años sin ser consultados.


Ahora, no estoy diciendo que Dropbox o Google Photos sean malos. Son muy buenas herramientas para compartir archivos entre dispositivos y con otras personas, pero no podemos dejarles toda la responsabilidad de nuestra información.


2 medios diferentes


En fines prácticos, no dejes las copias en el mismo almacenamiento. Puedes tener 100 copias de la información, pero si todas están en un solo dispositivo (dígase un celular, computadora o disco externo) podrías perder tus datos con la falla de uno de estos. Por lo tanto, puedes tener una copia de tu información en tu computadora y otra en un disco externo. Claro que para sistemas empresariales hay formas más robustas de hacerlo, pero es un ejemplo.


1 copia fuera de sitio


Ahora, digamos que tienes la computadora, el disco externo y hasta cintas de respaldo dentro de tu oficina. ¿Qué pasaría si alguien entra a robar y se lleva todas las copias? Por eso es importante tener una copia en otro sitio.


En este caso, la nube es de gran ayuda, ya que puedes tener copias fuera de tu ubicación actual. Claro que considerando lo expuesto anteriormente sobre la sincronización.


Los servicios en la nube pueden ayudarte a sincronizar y compartir archivos, pero es importante considerar las implicaciones de utilizarlas como único lugar de almacenamiento.


Si quieres platicar o compartir tus opiniones puedes localizarme por medio de linkedin.




#InfocomSi #Infocom

Ayudo al personal de tecnologías de información a lograr la disponibilidad y rendimiento adecuados para sus sistemas. En el centro de datos, en la nube o en los endpoints.